domingo, 9 de enero de 2011

SABOR (3 poemas)







Sabor







Crece el amor. Con él,
la conciencia de todo. Mengua la paz,
la solitaria paz
del hombre solo.
Crece también
este sabor amargo.
Y la sed.

                                                                                             José Corredor Thomas










Santiago Medina Carrillo
I

Estoy buscando el sabor,

el gusto de la vida,

saboreo todo intentando

encontrar el mejor bocado

pero el sabor no llega

no me deja pensar,

solo tengo olor,

el aroma del ser.

Busco y continuo,

tal vez necesite ayuda,

el ansia de degustar

me nubla las ideas.

Me gustaría saborear

el amor a la vida,

la naturaleza en si,

tan solo a veces la razón

se saborea en nuestras cabezas.

Como me gustaría saborear la existencia,

como me gustaría ser el sabor de su ombligo,

como me gustaría no saborear,

el odio, el rencor,

el sabor amargo.

Como me gustaría saborear,

el sabor dulce que nos une al unísono.

II


Sabor dulce del día anterior

momentos que quedan reflejos

la señal de la felicidad.

Intervalos lacrados,

con la luz,

perdiendo el sentido

en los comentarios del pasado.

La alegría invade

nuestros cuerpos al sol,

tranquilidad es el imperativo,

el amor absorbe

el tiempo en consecuencia,

mostrando el fotograma de la vida que se vive.

La amargura desaparecerá,

como un rayo,

en la tempestad de la discusión.

Adiós a la negación,

acogiendo la afirmación

de la relación que procede.

Quiero vivir este tiempo,

congelándolo y no avanzar,

para que siempre tenga,

el sabor dulce del día anterior.


III

El sabor amargo al alba

no quisiera haber amanecido,

miedo me da el presente,

de tu boca inocente

palabras con odio han salido.

Gestos de desaire

encerrándose como animal herido

buscando la forma innoble,

la presa fácil que has querido.

La incomprensión ha despertado

con reproches y odios,

el amor se ha abandonado,

el amor se ha desvanecido.

De tu boca salen

palabras y gestos agrios

dejando el animo hundido

de escuchar tantos agravios,

tu fin has conseguido.

Sabor amargo al alba,

no quiero seguir así contigo.

4 comentarios:

Uka. dijo...

Son versos en tres tiempos y en niguno de ellos se percibe la claridad que da la luz que sigue a la oscuridad.
Bonitos.
Un besito.

Carmela Rey dijo...

Poema en que muy sutilmente has ido introduciendo esa melancolía y desesperanza de encontrar, de no ser ya. Me han gustado.
Un saludo cordial

Sony dijo...

muchas gracias santigo por agregar mi rinconcito en este espacio maravilloso donde disfrutamos de preciosas poesias,ya me ahe agregado como seguidora amigo,nos seguimos leyendo.

un fuerte abrazo y que tengas una feliz semana!!!!!!

María dijo...

La vida nos deja multitud de sabores, amargos, dulces, ácidos, plenos... y en todos ellos podemos reconocernos y existir.
Que tus sabores cada mañana llenen tu vida de esperanza.
Un abrazo.