miércoles, 26 de enero de 2011

El sol abrasa quemando el día

El sol abrasa quemando el día

la cigarra canta en el campo árido

las siembras cambian de color sin remedio

tintan sus cabellos de dorado envejeciendo en este periodo de estío.

Los olivos verdean escasos de agua siendo el oasis de este pequeño desierto

de esta tierra reseca y pedregosa,

en medio destaca la huerta de árboles frutales y hortalizas

regadas por el mana de un pozo artesano

donde las acémilas y los pájaros buscan la sombra tan demandada

durmiendo y soñando con los hermosos prados de primavera,

todo es un sueño de  verano en estos campos viejos de Castilla.

La tarde aprieta  y ahoga con su aire

las hormigas se esmeran y trabajan  para poder pasar un invierno de ocio

el lagarto reposa su cuerpo frió y adora al dios del sol

con su color se oculta entre el pasto para no ser victima de su descaro.

Yo observo todo debajo de una sombra en lo alto de un cerro veo el pueblo

villa de mis antepasados y de mi amada

casas de tejados centenarios que vieron  muchas estaciones

paredes de cal blancas y nacaradas como la leche

blancas y resplandecientes como las estrellas de la noche

calles empedradas donde la historia se haya en cada piedra

allí quedaron las pasiones pero ahora están vacías

su estampa fantasmal durante el sueño de una tarde de verano.
En medio se alza majestuosa una torre

una fortaleza de dios donde la cigüeña anida y da la vida

lugar social de acontecimientos , del creyente y del oyente.
Cercano se levanta el ayuntamiento

casa con mucho historial donde viven los que intentan hacer algo bueno

donde los sueños de los demás se realizan a golpe de reloj

donde su campana nos marca la hora de nuestro día.

El tiempo pasa como si fuera un simple segundo

el tiempo pasa pero mi pueblo sigue intacto.

15 de julio de 2010

                    

5 comentarios:

Quino dijo...

El sol abrasa pero no quema totalmente. Es necesario para las vidas humnas, animales y vegetales.
Un lujo este poema, Santiago.

Un fuerte abrazo.

STARLIGHT dijo...

Bonita descripcion de tu pueblo, felicitaciones Santiago, tu amigo desde Guatemala

Teodoro dijo...

El tiempo y la nostalgia van de la mano cuando el amor asoma en la historia personal... muy bella tu letra!

Sony dijo...

y cuanto pueblos asi mi querido amigo han quedado desolados,con sus casas y calles vacias,pueblos que fueron testigo de la niñez,la adolescencia y un dia los vio partir a la mayoria en busca de nuevos horizontes.
todo se modifica,todo cambia,pero lo que jamas se perdera sera la magia y el recuerdo de estos pueblos mientras los sigamos recordando.

un fuerte abrazo amigo y que sigas pasando un maravilloso dia!!!!!

Adriana Alba dijo...

Felicitaciones Santiago, por el bello poema que has compartido en un rinconcito de colores.

Un fuerte abrazo y que la poesía siga brillando.