lunes, 18 de abril de 2011

Mi cabeza reposa bajo el cielo azul


Mi cabeza reposa  bajo el cielo azul

el sol se inclina ante mi piel ajada

el sudor brota  sin sentir apenas nada,

mi cuerpo ansia el  frescor  del  árbol  solitario

mi boca enmudece con el agua divina

que moja mi interior cansado

agotado por el trabajo que quema la ira

esperando el placer del momento buscado.

Los pájaros ignoran mi presencia escasamente altiva

mi sombra juega con sus alas

revolotean sin causar herida

animan la soledad cercana,

saludan a la liebre encallecida

por la tierra árida en la que se haya

aquella que enriquece mi mirada

aquella que piso en Castilla

donde mis pies reposan

hallando el  descanso  cada día.

Olivos verdes y encinas de aspecto seco

anclados cómo barcos esperando su huida

que oran a ese cielo azul

plegarías de lagrimas de lluvia

por  ese agua que no llega

aquella que da la vida.

Mis ojos admiran sin pudor

la desnudez del campo arado

hierro enfurecido lo ha jalonado

dándole espiga sin dolor en el futuro cercado

donde los colores se amalgaman  con el sol,

pintada de cromática espesura

que tocara la hermosura

rozando su máximo esplendor.

Caminar de paso polvoriento

tierra que a mis zapatos barniza

manchando el caluroso  viento

envolviendo mi cuerpo  de paz y brisa

aliento calido sin mesura

agonizando sin medida en onírica amargura

de este mundo sin prisa.

6 comentarios:

Sony dijo...

un hermoso poema amigo,nos habla de esa tierra que pisas,de su calidez,de ese viento bravo que acaricia esa tierra,un poema que refleja lo que supone esa tierra para ti.

un abrazo fuerte y que pases una feliz semana!!!!

MA dijo...

Hermosos versos, hermosa tierra.

Abrazos de MA para ti amigo Santiago.

Un placer leer tu poema ,de luz y vida.

OZNA-OZNA dijo...

bellisimas letras nos regalas magno Poeta, esta asturiana te da infinitas gracias por acariciar nuestros sentimientos con ellas, un besin muy muy grande de esta asturiana admiradora.

Quino dijo...

Muy buenas noches, Santi... hoy me quito el sombrero ante tan desmelenada retórica de la tierra que describes.
Sinceramente amigo. Es uno de los poemas que me ha llegado al alma. He leído muchos de ti, pero en este brillas como una estrella.

Un fuerte abrazo desde mi Galicia verde. Que tengas una Gran Semana Santa.

lidia-la escriba dijo...

vaya susto!hay un homonimo tuyo que murió...bello poema, hoy dejo coment,
una especie de pasion y melancolía! EXCELENTE!
un gran abrazo,un beso,en la larga recuperacion pos quirurgica,que aun no cumple un mes!
lidia-la escriba

te espero por mi blog a comentar

http://www.deloquenosehabla.blogspot.com

Rocío Espinosa dijo...

Me ha gustado mucho leer este poema. Contiene la esencia de un sentimiento envuelto en un lenguaje cálido y sereno.